Perfectos desconocidos

Apóyame contra la pared,
quiero tu miembro –delicioso- rozando en mis nalgas,
mirémonos a través del espejo,
me gusta tanto ver tu rostro ardiente,
sé que esto te gusta tanto como a mi.
Continúa leyendo Perfectos desconocidos

Anuncios